El Perro Lobo Checoslovaco tiene un origen político; en la época de la guerra fría en Europa (1945-1991), la antigua Checoslovaquia situada del lado comunista oriental, procurando resguardar mejor sus fronteras en el llamado “telón de acero” con la ayuda de cánidos, ideó un plan de cruza entre lobos con perros raza pastor Alemán a fin de lograr un prospecto que superara las aptitudes físicas del perro pastor Alemán, principalmente en resistencia y tolerancia a condiciones climatológicas extremas, pero que conservara sus habilidades cognitivas,historia1 por lo que puso en marcha un plan de hibridaje de perro pastor alemán con una subespecie de canis lupus: el lobo nativo de las cordilleras de los Cárpatos. Fue así como alrededor del año 1955 un equipo de la guardia fronteriza liderado por el Ing. y Coronel Karel Hart en la población de libejovice, sin intención inicial de crear una raza empezó una serie de cruzamientos, y en mayo de 1958 con la cruza de la loba a la que llamaron “Brita” y el perro pastor alemán “Cesar z Brizoveho haje”, lograron la primer camada F1, se hicieron otras cruzas con otros tres ejemplares de Lobo y cuarenta de perros pastor alemán, de donde seleccionaron los mejores ejemplares para la subsecuente crianza, y solo hasta lograr generaciones F3 y F4 empezaron a utilizarlos para el ejercicio militar en las fronteras.

La evolución. Por el año de 1965 se concluye el proyecto y se empieza a delinear el hibridaje con una debida selección racial, para obtener un perro de cualidades extraordinarias y con aspecto lobuno. En dicho año empiezan también infructuosamente las gestiones para su registro como historia2raza. Ya iniciando los setentas se gesta la afición civil por el perro lobo Checoslovaco, y fuera del ámbito militar se remozan sus cualidades mediante una crianza más depurada, considerándole ya una raza por el club de crianza establecido en Praga. En 1982 fue reconocido como la raza oficial de la República Checa, llamándolo inicialmente Perro lobo Checo, y poco después, Perro lobo checoslovaco por la activa participación de Eslovaquia en el mejoramiento de la raza, tanto, que hoy día existen dos criterios de valoración oficial de la raza totalmente válidas, una checa y otra eslovaca, dependiendo de donde sea el Juez que practique la Bonitación al ejemplar sometido a evaluación.

La consolidación. El 13 de junio de 1989, la Federación Cinológica Internacional (FCI), en Helsinki, reconoció el estándar de la raza con el número 332 a través de la petición del Club de Criadores del Perro lobo Checoslovaco, clasificándolo como raza de trabajo y perro de utilidad en el Grupo 1. Actualmente el Perro lobo checoslovaco ya goza de reconocida popularidad en el mundo, en muchos países, sobre todo de Europa, la raza ha congregado a un gran número de cinófilos que tienen mucha participación en pistas o han logrado títulos de trabajo para sus perros. En México, se tiene noticia de la llegada de la primer pareja de PLC por el año de 1989, Marek Seda Eminence y Bryta Kroshenko Dvoro que presuntamente fueron traídos por Daryoush Valay, la hembra murió al poco tiempo sin dejar mayor descendencia y Marek murió de viejo no hace mucho, aproximadamente a los 15 años de edad.